24 de enero de 2017

A VER CUÁNDO



empezamos a creer
en un país que comprenda
que escribir poemas 
es de exploradores,
constructores,
demoledores
de viejas seguridades,
cosa de emprendedores.

Escribo cuando amo,
escribo cuando la vida
me ha jodido, y
temo que se me acaben
las palabras de amor.

Por eso 
actos,
herramientas para
caminar en la dulzura,
explorar lo hiriente.

Para hacerte
un mapa completo
de los inescrutables 
caminos del amor.

Jag.
21_1_17


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario