24 de enero de 2017

LUZ

Eres luz.
Y hasta el sol
parpadea.
Jag.
24_1_17


.

REPASO

Todas
se llevaron su cacho.
Pero cuando me miras
no me falta nada.
Jag.
24_1_17


.

Del diario

.








Negrura








Jag.
24_1_17


.

A VER CUÁNDO



empezamos a creer
en un país que comprenda
que escribir poemas 
es de exploradores,
constructores,
demoledores
de viejas seguridades,
cosa de emprendedores.

Escribo cuando amo,
escribo cuando la vida
me ha jodido, y
temo que se me acaben
las palabras de amor.

Por eso 
actos,
herramientas para
caminar en la dulzura,
explorar lo hiriente.

Para hacerte
un mapa completo
de los inescrutables 
caminos del amor.

Jag.
21_1_17


.

PROPÓSITOS


Amor,
calidad.
Conciencia,
valor, compromiso.
Sencillez. Claridad.
Jag.
20_1_17


.

A las niñas, a los niños




que quieran escucharme
en el parque donde duerma,
mientras espero el brote
de una semilla que todos
habían olvidado,
les diré que
el día que invistieron a Trump,
fui a comprarme una
grapadora de brazo largo
para encuadernarme
más baratos los poemas.

Les diré, si me escuchan,
que de algún modo
yo sabía que eso daba 
nueva vida.

Tenía que dejar respirar 
a todo el amor
que yo quería poner
en este mundo.
Jag.
20_1_17


.


No confundan


amar en seco
con amar, a secas.
Jag.
19_1_17


.

18 de enero de 2017

DE TROYA

En un libro
acerca de Troya,
descubrí a mediodía,
que la creímos una
y el poeta le cantó
a la siete,
que amo, en mi suspiro,
y que el hombre
es hombre sólo
donde tiene su casa,
y donde habita
su corazón.
Jag.
17_1_17


.

ISTMO



Tengo en la palma de la mano una semillita de algarrobo ¿La ves? Creo que no la mastican ni los mulos. Se hacen todo el recorrido y acaban en mitad del campo, si te las comes. Si quieres sembrarlas, hay que dejarlas en remojo varios días y lijarles la punta más de un rato. Y aún así, luego a ver si brotan. Por eso cuando veo un algarrobo, chico o adulto, pues me emociono.

Tengo también una chinilla cualquiera ¿La ves? Tan redondeada, y con esa rayita tan blanca y tan fina en mitad del gris. Se me encaja en las arrugas de la palma de la mano. Con esa redondez, y esos colores en capas, lo mismo es una estratificación sedimentaria que se dio en algún momento del pleistoceno a mediados de semana, vaya usted a saber dónde. Mírala más cerca, la de vueltas que habrá dado para acabar aquí, tan redondita, tan poquita cosa, encajada en las arrugas de la palma de mi mano. Todas las piedras que te encuentres son preciosas.

Tengo también una bolita de oro ¿No me crees? Nooo, jajaja. Es el papelito de un bombón: hablas con alguien, todo distraído, y vas de un lado a otro, te comes el bombón, y hablas y hablas y arrugas el papel, lo haces una bolita y acaba en el bolsillo. Una bolita de oro ¿La ves? El bombón estaba bueno, pero ya casi no me acuerdo ¿A que es preciosa? No me digas.

También tengo otra bolita de papel (de un blanco raro). Por las mismas que acabo de contarte, estaría hablando con alguien, la he hecho un gurruño y acabó en el bolsillo. Soy nervioso, y un disfrutador de lo táctil, y tengo que hacer cosas con las manos. Será una tirita del azúcar del café, o del tíquet del Día. Si quieres lo abrimos a ver qué es, pero no tiene importancia. En realidad no tengo nada más que contarte acerca de esta bolita de un blanco raro. Sólo que estoy bien, cuando te veo aquí a mi lado, mientras te cuento sobre las pobres cosas que hay en la palma de mi mano. Me emociona más de lo que te diga cuando te ríes y me sueltas un pellizco por las tonterías que te cuento.

Y notar tu aliento, cuando miras de cerca las cosas que tengo en la mano. Eso es que me vuelve loco.

Jag.

18_1_17


.

17 de enero de 2017

LA LUZ

Ha subido
la luz al final del túnel.
Jag.

17_1_17

LA CABRA

La cabra
es el espejo del alma.
Jag.
16_1_17

Cada día un poco,


de fertilidad que pasa
desapercibida. Cada día
algo fiel,
de lealtad paciente,
dura, concreta, constante.
Cada día algo
de insignificancia
prevenida de olvido,
algo, no más un poco,
que no pese, que no ocupe,
que en humildad efectivo
quede inalterable
a la inmensidad
que se lo come.
Algo cada día,
que constructivo
sobrevive al asombro,
al frío, al cansancio,
al suelo duro, los adornos
de otras casas, al vacío.
Cada día un beso,
que se calla y se retira.
Como los latidos
del universo que continúa,
como los granos
en el desierto, las olas
que no se cansan.
Jag.
16_1_17

DIBUJOS

Las personas son su propio dibujo.

Al mismo tiempo, son dibujos en el mundo, los trazos de la realidad, que se van haciendo.

Después de tener conciencia de esto, sólo queda ser honesto con el trazo imperfecto que aportamos, que lo hacemos en directo, lo podemos corregir y dirigir sobre la marcha, y no se puede borrar: todo queda dicho, aunque creamos que no se nos ve.

Honestidad e intensidad. Responsabilidad. Humildad y atrevimiento. Porque sólo podemos ser una parte del dibujo, aunque imborrable e insustituible.

Y amemos. Y construyamos.
Que la vida es una.

Jag.
15_1_17


.

TU NOMBRE COMPLETO

Me gusta decir
tu nombre completo
porque así
te tengo más tiempo
en la boca.
Jag.
13_1_17


.

Para qué te voy a engañar:

Hoy no quería hablar contigo: mira cómo hemos estado intercambiando emoticonos todo el dia. Penoso.

Hoy estoy negro y escéptico y sin fe y sin imaginación. Y casi arrepentido de tanto airearte mis sentimientos. 

Hoy ensucio y pincho. E imagino más de lo que debo, siempre para perder, claro, siempre para ponerme en el dolor, en el egoísmo. Ensucio y pincho y quisiera vivir escondido en el fondo de algo, que no me llegara ni una pregunta tuya, que nos olvidáramos, como si no hubiera pasado nada, y cada cual como antes, en nuestras apuestas, nuestras manías y acomodos. Yo no sé.

Algunas veces quisiera quedarme solo en esto. Acostumbrarme y no llamar más al dolor ni al equívoco. Y he leído que se equivoca el doble quien no hace por temor a equivocarse. 

Yo no sé. Aunque sí sé que sólo sabemos de los valientes que triunfaron.

Amar está en todas partes cuando te quedas tranquilo, en una flor, en una piedra, en los buenos días. En sonreír y ya está. Ya había aprendido eso, por sobrevivir. Y no era mentira, y seguí adelante.

Pero parece que aún se me mueve un algo de carne por dentro del pecho, pese a todo.

Me duele este rendirme a reconocer que no sé nada y no voy a ningún lado, y de ningún modo. Este dolido claudicar y verme como el caldero de las castañas asadas. Todo negro y abollado. Todo quemo y todo ensucio. Y todo pincho y todo corto. Y todo feo y todo callado. 

Y la cobardía. Y la pereza de dejarme derramar. Y más duelo por saber que cuando metes mano, cuando te olvidas de lo que no sirve para nada, encuentras que en el fondo soy algo pequeño, que con atención se acaba el frío del alma o del momento, con su poco de sabor y de alimento. Y saber desde ese dolor de ahora que podría echar la vida entera en resistir y permanecerme digno, fuerte, hermoso. Que tengo la luz y la llama. Y saber sin rendirme, que en realidad, sólo quisiera estar a ti abrazado, sin cáscaras, sin miedo y sin debates. 

Aunque doloridos o tiznados.

Jag.

12_1_17


.

12 de enero de 2017

NIHIL DATE

Para nada.

Y lo que surja.


Jag.
12_1_17


.

JUNTOS, POSIBLES

Dos pies trabajando juntos,
hacen un paso.
Esos mismos pies,
por separado,
no hacen dos medios pasos.
Jag.
12_1_17


.

MI PODER

Imagino de todo.
Hago lo que puedo
con lo bueno.
Jag.
12_1_17


.

EL MALO MUERE


Sí, yo me quiero alimentar de muchas, de tantas cosas que no tienen explicaciones. Ya sabes, las pavadas que pueden afectar positivamente a uno como yo, al que empiezas a conocer y confundir desde tan recientemente. Esas cosas, digo, las que me dejan absorto, curioso como mínimo, por la intrincada mecánica que gobierna el sucederse de los acontecimientos, tipo sostener misteriosamente el pie en vilo, y como hacerse desear el paso en mitad del pasillo, (el pie del suelo, durante unos interminables segundos, diciéndole al pie del aire, ¿pero tú qué esperas de la vida, vas a estarte así, tan en suspenso, aún viendo mundo, condenándome a mí a la quietud, a la dureza y fría tangibilidad del suelo, aún tan estable, acaso no te has enterado de que la vida siempre es un poquito de porfavor, que la vida entre nosotros es un fiftyfifty cuando estamos juntos, y que si nos separamos no somos dos mitades?) Y todo eso en la penumbra de la casa en invierno. Esas cosas que me ocupan, como la pregunta sin respuesta de por qué hay dos recogedores, uno encajado en el otro, y en reposo debajo de la escalera de cabrilla plegada, en el lavadero de la casa primera de mis padres. Ya tú ves, eso, en mitad de un estornudo del Gran Jefe, con tanto listillo arrogándose la razón última con el índice señalando al cielo que nos cubre. Cosas así, cocidas en su propio fundamento, que me enardecen y revolucionan recién levantado de más de media noche insomne eludiendo megustas con el rabillo del ojo entre sábanas de franela. Esas cosas que me ponen eléctrico tan de buena mañana, que me malversan hacia unas imaginaciones lamentablemente obsesivas, enfermizas, que hacen que mientras hago tiempo de esperar que mi hermano salga de la ducha, la cabeza, los oídos me atronen desde dentro. Y me ponen sayón el nervio, y desenrosco elementalmente la cafetera fría, y la psicomotricidad que podría esperarse fina, no me da para evitar que se me caiga el coso (o cazoleta), y ponga perdido de borra del café de ayer una parte importante del suelo de la cocina. Y no veas tú qué tristeza de repente. Vengo de roncar, de darme besos en el hombro, y manotear con frío, con prisa, la ropa que me quité anoche, mientras anoto alguna cosa que se me ocurre en el papel verjurado y sorprendente de la libreta verde del chino. Y me pongo de los nervios tan de buena mañana, tú qué quieres que te diga. Lo inexplicable tan en forma, lo ineludible tan pujante y madrugador, la muerte, tan vivilla en los rincones oscuros, sabiéndose ganadora, mientras me digo vamos a ver cómo echo adelante la mañana. Sí, esas cosas, ya sabes, las que a alguien como tú y como yo acaban alimentando. Me lavé presuroso la cara, y ya te había escrito tres cosas antes de comerme las uñas, carajo. Que parece que estos desórdenes les sientan estupendamente a la poesía. Esas. Esas cosas que te digo, me dispongo a hacer constantemente a lo largo del día. Pero será que casi nunca me acuerdo de los sueños, a no ser que sean de caballitos de plástico ardiendo, y parece que caducan las cosas que me protegen, que sin aviso de vez en cuando me ilumina por dentro algo tuyo. Y te me pones tan presente, tan delicada y formidable. Oye, es que te pones tan tiernita cuando me enseñas la puntita de los dientes, que a mis tormentas de repente se les olvida la previsión meteorológica, y me sale un beso que atraviesa a la contra los vientos y los fríos, y se me euforiza la percepción del porcentaje de ayes y sonrisas que yo sea capaz de ponerte en tu hermoso corazón, y te huelo y anticipo el sabor, y te pongo una canción con la esperanza de que me muevas el culo, mientras me sobreviene la certeza de que ya pueden esperar todas las cosas que a mí me alimentan, mientras me acuerdo contigo, que si puedo estar a un paso de recogerte el aliento, yo no quiero otra cosa que buscar PERO YA un recodo a cubierto, de tranquilidad suficiente, en el que distribuirte a conciencia, abrazados equitativamente, unos sesenta o setenta besos, pellizcos, quejidos y bocados, mientras damos buenamente la espalda a las cifras del récord de carreroblanco, mientras mandamos alegremente a tomáviento las tristes crueldades e ineptitudes con que manipulan las partituras de la vida los pérfidos secuaces del puto IBEX 35.
Jag.
11_1_17


.

11 de enero de 2017

9 de enero de 2017

Es.

Donde esté.

Que fluya.


POR CULPA DE UN POEMA


A veces, mientras
más grandes más indefensos,
mientras más valientes
más arrastrados más
vencidos.
A veces equivocados,
apartados
de la luz de la gente,
del calor por el ruido, y
la llave del dolor
en la casa de la alegría.
Y cuánta paz
en la soledad comprensión,
y cuánto derrochado en estertor
relámpago de amor
de hiriente luz iluminado.
Y la verdad y el agua pura
traían para ti, que nunca estás,
las mujeres y los hombres
que se atreven poetas.
José Agustín lo sabe,
y yo te lo traigo,
de la mano de Anguera.
Jag.
8_1_17


.

Woman

te
pienso y los
demonios
retroceden ante
tu callado brillo. Se
me sale la risa
de dentro. Y ríos.
Te
pienso woman
y la vida,
de repente
alegre trotecillo.
Jag.
6_1_17


.

Quien ama

Quien ama,
resiste.
Construye.
Jag.
6_1_16


.

REGALOS


Vale,
limpio los zapatos hoy.
Y que venga ella
cualquier día.
Sin envoltorio.
Jag.
5_1_17


.

PLAN DEL DIA DE UN FREELANCE


1-Amar.
2-Beber mucha agua (resaca)
3-Café/desayuno rápido con mi hermano Chani.
4-Redes (informaciones, contactos, besos, incluso)
5-Abrir la expo ILUSTRACIONES JAG. En la Leñera del Convento (impresiones digitales asequibles, con y sin marco. Abierto hasta las 14 h, y de 16 a 20 h) Y durante ese tiempo,
6-Amar.
7-Escribir la carta del regalo de Olga, que leerá con su mamá y papá cuando sepa leer (incluirla en el regalo, envolverlo)
8-Preparar envíos y atender todo tipo de cuestiones relacionadas con la promoción, distribución y venta de Ediciones Flamantes (incluidos en "4-Redes" y en "6-Amar")
9-Hacer un manipulado editorial. Casar las páginas de un cuaderno paraAparenta Ediciones.
10-Promo/invitaciones para "Little Hell. Mosaicos Jag." (Incluido en "4-Redes")
11-Comer, en un momento dado.
12-Intentar localizar y hablar a la persona del punto "1-Amar", que siempre me está dando vueltas, por aquí y por allá. Ohú.
13-A las 20 h, cerrar en la expo de ILUSTRACIONES JAG. e irme a atender la expo "Little Hell. Mosaicos Jag.", en CaféTeatro, c/Cárcel 2. (Exposición y venta de mosaicos portátiles, explicaciones relativas a planteamientos estético/artísticos, con fugaces visitas a la bandeja de entrada de whattsap, con el corazón espumado y/o el alma en vilo)
14-Amar (de 1-Amar, sin pesadez, pero con solicitud y constancia, que mejor de más que de menos.)
15-Copas, chanzas, contactos, ventas, felicidad y cierre.
Jag.
5_1_17


.

Yo creía

Yo creía
que te lencería.
Jag.
4_1_17





Este texto se escribió como presentación en FB de otra entrada del blog: "BRAGAS". 

Pueden acceder a esa entrada en el link:


.

Yo supongo que es


eso que nos lanza
a raciones dobles de fruta,
cuando ella, sin proponérselo,
con su sólo aparecer
y dar dos pasos
mínimos por mi vida,
colorea sin esforzarse
mi negrura.
Es eso, yo supongo,
que nos pone vigilantes
atentos a la crudez
de la tortilla, eso
que nos levanta
en mitad de la noche,
amor mío, te sigo al coche
con la ropa que tú me digas,
a que me cuentes
los bonitos sueños
de los que te acuerdes.
Será eso, pues ella
me sonríe siempre,
y siempre me contesta, y sabe
que lo que quiero está
tan cerca de ella,
y ahora duerme,
y aunque es quererla
a traición, ella sabe,
tan dormida,
tan a su manera,
que todo lo que ella hace
va a encontrar amparo
en los precarios, exiguos aleros
de mi corazón de niño.
Jag.
4_1_17


.

Toys

Toys Arás
a tu padre y a tu madre.
Jag.
2_1_17


.

Soy empático, y esto va a ser un desastre.


A ver, en un plano estrictamente visual, todo empezó cuando acabé de mear a oscuras. Me lavé las manos con la luz que entraba por la puerta entreabierta del váter. Me esperaban fuera y tuve que cruzar entre la gente del bar sin pararme.
Ya estaba mucho más tranquilo, y la música me pareció agradable. La temperatura era cálida, y todo el espacio estaba ocupado de formas curvas con colores claros, y nos sorteábamos amablemente sonriendo, al ritmo de la musiquita. Todo era divertido y como muy pavo. Todo amable y acompasado.
Al salir al callejón, ya de entrada la noche estaba fría del carajo. Y no sólo había desaparecido la música: todo el mundo hablaba en voz alta a la vez, y para llegar adonde hablaba con Larry, tenía que sortear un sinfín de bloques rectos e inmóviles, de formas oscuras y despiadadamente verticales. Todo era duro, caótico, ruidoso y frío.
Oye, la energía para seguir con ganas de apostar por seguir vivo estaba dentro con diferencia. Si uno fuera un bobo delicioso, sin ataderos afectivos ni sociales, y pudiera entregarse plenamente al dictado de los instintos, la naturaleza le sugeriría volver a entrar al bar, claramente.
Tan sólo la excepción de una chica que vestía suéter blanco. Era toda la luz que yo veía allí fuera. Cuando ella volvió adentro, en el fondo de la calle hubo una pelea.
Jag.
31_12_16


.

CADA DIA ES AÑO NUEVO

Si estuviéramos 
tomando resoluciones
cada día, 
no tendríamos que agobiarnos hoy 
con la lista de propósitos 
de año nuevo.


Jag.
31_12_16


.

No viene al caso

Una mujer me ha enviado un wassap. A ver cómo le explico yo ahora que tengo hambre de lobo, y que debo comerme este bocadillo. Acabo de poner
tres mantecados
sobre un libro de John Berger. Lo leeré, pero supongo que eso no viene al caso.
Jag.
31_12_16


.

PARA FUERTES

Solamente aquel que es lo bastante fuerte como para perdonar una ofensa, puede leer de un tirón alguna interminable cita de Gandhi.
Jag.
30_12_16


.