24 de julio de 2011

RAREZAS

.


Algunas veces me porto como un hombre. Tengo cosas que me gustan y cosas que no me gustan; peleo por las primeras y peleo contra las segundas.

Algunas veces me porto como un imbécil inservible. Peleo contra las cosas que me gustan porque me huelo que son mentira y me van a decepcionar, peleo por las cosas que no me gustan porque tengo la esperanza de estar equivocado con ellas, por si tienen el puntito que esperaba encontrar en todo lo que de entrada me gustaba y probé y resultó insípido.

.

2 comentarios:

  1. No conozco a nadie infalible y a pesar de mi corta trayectoria como seguidora de tus escritos y admiradora de tus mosáicos estoy segura de que como imbécil inservible tienes poco futuro. Un abrazo, José Antonio.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muy bien Montse!! Y ahora Jose dirá que "solo es un texto" o cosas así. No nos retratamos y nos retratamos a pesar de no querer, a pesar de ser imbéciles a ratos, a pesar de todo y gracias a todo... es algo inevitable, incontrolable... Y a pesar de que esta incontrolabilidad todavía algunas personas se suelen empeñar en diseñar el retrato de su presentación y presentarse como mucho más "feas" de lo que son en realidad. ¿Alguien puede explicarme esto? ¿Por qué? ¿Qué es? ¿A qué se debe?

    ResponderEliminar